2002_Copyright

COPYRIGHT

Curaduría: Giselle Gómez y Suset Sánchez.

Lugar: Centro Cultural de España en La Habana.

Fecha: 29 de enero a 9 de febrero de 2002.

Artistas: Raúl Cordero / ENEMA / Pável Acosta / Italo Expósito / Fidel Ernesto Alvarez / Israel Díaz / Analía Amaya / Humberto Castro / Jorge Wellesley / Ezequiel Suárez / Manuel Piña / Felipe Dulzaide / Daniel Rivero / René Peña / Henry Eric / Iván Rodríguez / Juan Carlos Alom / Tania Bruguera / Lázaro Saavedra / Abel Oliva / José Fidel García / Javier Castro / Angel Delgado / Carlos Garaicoa / Luis Gómez / Ernesto Leal / Alexis Esquivel / Tony Labat / Inti Hernández.

Fachada del Centro Cultural de España en La Habana con la banderola de la exposición COPYRIGHT, enero-febrero, 2002.
Fachada del Centro Cultural de España en La Habana con la banderola de la exposición COPYRIGHT, enero-febrero, 2002.

Texto curatorial:

COPYRIGHT TEXTO CURATORIAL


Programa Screening:

Proyección en la Sala Dulce María Loynaz del CCE.

Martes 29. 6:00 PM

Inauguración de la muestra COPYRIGHT

Proyección de vídeos de Raúl Cordero

The camera. 2001, Monobanda, 4min.

Sesion. 2001, Monobanda, 3:20min.

Un vídeo con 2 defectos. 2001, Monobanda, 5min.

The zooming experience. 2000, Monobanda, 1:40min.

Reportaje. 1999, Monobanda, 7min.

Kilometro. 1999, Monobanda, 1:30min.

Mambo in Miami. 1998, Monobanda musical, 3:40min.

Interior. 1995, Monobanda.

Intervención sonora de Raúl Cordero

Miércoles 30. 6:00 PM

Proyección de vídeos de estudiantes del ISA

ENEMA: Notinema I. 2000, 30min. / Notinema II. 2001, 30min.

Pável Acosta: 4 minutos de baño. 2001, Monobanda, 4min.

Italo Expósito:

Intimidad en A y B. 2001, 7min.

Intimidad en A (a,b). 2001, 13min.

Relaciones a,b,c. 2001, 50min.

Israel Díaz: Intra-TV. 2001, Monobanda, 3:45min. / Fin. 2001, Monobanda, 4min.

Jorge Wellesley

Primero pienso. 2001, Monobanda, 2min.

La gran idea. 2001, Monobanda, 5min.

S/T. 2001, Monobanda, 5min.

Jueves 31. 6:00 PM

Felipe Dulzaide

René Peña: Black Bird. 2001, Monobanda, 2min.

Daniel Rivero: Simplemente como todos quieren que sea. 2001, MOnobanda.

Ezequiel Suárez

Manuel Piña: Heaven. 2001, Monobanda.

Tony Labat

Viernes 1. 6:00 PM

Proyección de documentales de Henry Eric e Iván Rodríguez

Bocarrosa. 2000, documental, 28:51min.

Almacén. 2001, documental, 19:42min.

Henry Eric: Sucedió en La Habana. 2001, documental, 13:20min.

Sábado 2. 6:00 PM

Proyección de la filmografía de Juan Carlos Alom

Sombras espesas. 2000, 16mm, B/N, 3min.

El método moderno. 1998, 16mm, B/N, 12min.

Habana Solo. 2000, 16mm, B/N, 15min.

Una Harley recorre La Habana. 1998, 16mm, B/N, 36min.

Michelle. 2001.

Clausura de la muestra COPYRIGHT.

Presentación  musical del grupo Sin Palabras, dirigido por  Jean-Claude Gué.


Paralelamente, y dentro del programa de la muestra COPYRIGHT,  en la  galería  del Centro Cultural de España  se  exhibirán  vídeo-instalaciones de los artistas Raúl Cordero, Carlos Garaicoa, Luis Gómez, Ernesto Leal, Inti Hernández y Alexis Esquivel.

Durante  los  días de la muestra diferentes espacios  del  Centro Cultural de España serán intervenidos con la proyección de  obras de  los artistas invitados, como complemento del programa que  se presentará en la Sala Dulce María Loynaz.

__

Imágenes:

__

Press Clipping:

COPYRIGHT critica: Machado, Mailyn y Venet, Jacqueline. “Déjame contarte un video”. La Gaceta de Cuba, No. 2, mar.-abr., La Habana, 2002, p. 64.

COPYRIGHT critica: Castillo, Héctor Antón. “Copyright, o el ‘derecho a la copia’ tras una larga espera”. Revolución y Cultura, No. 4, oct.-dic., La Habana, 2002, p. 60.

COPYRIGHT critica: Barreto, Maykén y García, Marialina. “Copyright. Del Off al On”. Noticias de ArteCubano, No. 2, feb., La Habana, 2002, pp. 4-5.

Castro, Elvia Rosa. “Se mueve fast”. Miradas. Escuela Internacional de Cine y Televisión, San Antonio de los Baños, La Habana, Cuba. Leer online

COPYRIGHT PRESS CLIPPING

__

Otros textos:

COPYRIGHT: el backstage.[1]

Odiseas de un proyecto de exposición con nuevos medios y de la curaduría independiente en Cuba.

A mediados del año 2001 fuimos convocadas por el artista Henry Eric Hernández, quien junto a la Directora del entonces Centro Cultural de España en La Habana, Ana Tomé, luego de trabajar sobre en una idea inicial que consistía en mostrar la obra documental de este artista, pretendía realizar una muestra de la producción de vídeo en Cuba, iniciándose ahí el encargo de la curaduría de COPYRIGHT.

Las investigaciones previas nos situaban ante la disyuntiva de distinguir qué tipo de obra sobre este soporte expondríamos, así como las dificultades de su exhibición; qué obras, quiénes serían los artistas a seleccionar. Cuáles criterios -desde los predios de las artes plásticas- nos permitirían aglutinar una producción inestable, muchas veces incoherente, limitada, difícil de definir desde el mismo ámbito de su circulación, puesto que los antecedentes que podíamos tener en cuenta, a saber, los festivales de vídeo organizados previamente por la Fundación Ludwig de Cuba, habían incluido la producción en vídeo de creadores provenientes del campo cinematográfico y audiovisual. Algo quedaba claro, pretendíamos trabajar desde el campo de las artes plásticas, atender la producción generada desde ese enclave y que por ende era tipificada por determinados tratamientos visuales y problematizaba un campo de referencia donde prevalecían ciertos discursos comunes al arte contemporáneo.

COPYRIGHT, al devenir en una primera confrontación pública aunada, en el circuito de exhibición del arte cubano, de materiales producidos en soporte de vídeo, significó una suerte de paneo retrospectivo sin carácter antológico, plural e inclusivo en relación con la disímil naturaleza de los materiales estudiados y recopilados. De modo que nos enfrentamos a la empresa de organizar una muestra heterogénea que implicaba el gran riesgo de lo ditirámbico. Como expresáramos en las palabras al catálogo:

COPYRIGHT, como muestra, también respira el inicio de una intención por exponer, “democratizar” y hacer circular en Cuba –vale acotar que parte de esta creación se ha expuesto en circuitos artísticos internacionales- una producción relegada a la privacidad de espacios minoritarios, informales y, obviamente, alternativos como ella misma.

Pluralidad sería tal vez el único juicio que se podría emitir con certeza de una muestra tan disímil como COPYRIGHT. De hecho, su propio título, despojado intencionalmente del significado legal al que se encuentra asociado, no pretende más que llamar la atención sobre algunas zonas de la reciente creación artística cubana que ha circulado intermitentemente por espacios diversos. De modo que si se trata de un derecho, es el de percibir, aglutinar y reconocer una vasta obra que merece la confrontación con la mirada,  no ya la cómplice, sino la amplia, crítica y distante.

 Así que a través de la curaduría y la museografía tuvimos que explicitar las diferencias conceptuales y morfológicas de las obras, que incluían un diapasón desde la utilización del vídeo como medio de documentación y registro de experiencias performáticas, la vídeo-performance, la vídeo-instalación, el cine experimental, underground y alternativo, el documental, etc.

El propósito inicial fue dar a conocer en un espacio público una producción hasta entonces carente de promoción y circulación en la mayoría de los casos, crear un entorno para la socialización y consumo de las obras. En Cuba es en la década de los noventa cuando comienza a producirse con mayor asiduidad y conciencia lingüística obra en soporte vídeo, de modo que la infraestructura logística de la institución Arte apenas estaba preparada –aún sigue sin estarlo- para asumir, conservar y exhibir este tipo de producción artística. Mientras que desde la perspectiva especializada se carecía casi totalmente de herramientas de descodificación de este tipo de creación videográfica, y de las plataformas críticas para su evaluación.

Durante cinco días organizamos un programa de proyecciones de obras cuya naturaleza dramatúrgica y narrativa hacía posible su visionado en una sala de proyección. Ese programa incluyó obras de Raúl Cordero (pionero en el uso del vídeo dentro del campo de las artes plásticas en Cuba y profesor de la entonces recién inaugurada asignatura de vídeo en la Facultad de Artes Plásticas del Instituto Superior de Arte); de estudiantes del propio Instituto, documentales de Henry Eric e Iván Rodríguez, materiales autónomos y en otros casos correlato documental de previas intervenciones artísticas; y de Juan Carlos Alom (otro consagrado y pionero en la realización del cine experimental), entre otros creadores. Tales obras demandaban un visionado detenido, cómodo, para posibilitar una recepción adecuada, al menos en principio, de los materiales. Siendo además la sesión inaugural un visionado de la obra reciente de Cordero, comentado por el propio creador; lo cual fungió como una clase magistral sobre el proceso de construcción y elaboración estructural de los vídeos, y una lección semiótica de los recursos linguísticos del vídeo.[2]

Se instalaron 6 cabinas con televisores y reproductores de vídeo donde el público podía sentarse a ver otros materiales, generalmente en loop y con una autonomía temporal en sus representaciones que permitía la interacción discontinua con los espectadores; además de la documentación de performances que mostraba el acercamiento primario al medio del vídeo independientemente de la precisión en los trabajos de edición.[3]

Mientras que en la galería y espacios adyacentes a la misma se emplazaron vídeo-instalaciones de los artistas Ernesto Leal,  Luis Gómez, Inti Hernández,  Carlos Garaicoa y Raúl Cordero. En tal sentido, trabajamos con obras de artistas que tenían una manera peculiar de utilizar la vídeo-instalación, desprovista del formalismo tradicional con el que en ocasiones diversas se ha entendido ese soporte, y que no rompían con la poética habitual de sus creadores. Uno de los retos esenciales fue conjugar las dificultades que conllevan la intromisión del sonido y los destellos de luz entre las diferentes piezas. Por lo cual museográficamente operamos a partir de la limpieza, la economía de espacio y la amplia respiración de las piezas dentro de una galería cuyos muros interrumpidos por vanos obstaculizaban la simetría espacial.[4]

COPYRIGHT portó el ánimo de la experimentación en cuanto a la investigación en formas de distribución y consumo de este tipo de materiales, por lo cual se trabajó en un tratamiento del espacio general de la institución que acogió el proyecto de modo tal que no se invisibilizara la naturaleza mediática del soporte y el lenguaje artístico que signaba la exposición. De ahí que se traspusieran los límites físicos de la sala de exposiciones del Centro Cultural de España, para invadir los diferentes espacios de estancia y de tránsito del edificio. Con ello se hacía referencia al nítido status mediático de este tipo de producción, imposible de delimitar dentro del campo de las artes plásticas, y del contexto señalizado por la institución Arte. De modo que COPYRIGHT pretendió convertirse en un terreno propicio a la observación y al entrenamiento receptivo de las nuevas visualidades y formas de consumo artístico que nos imponen los nuevos medios de producción de sentido.[5]

Teniendo en cuenta lo ambicioso del proyecto en su conjunto se pensó desde el principio en alternativas de organización de la muestra y de ajuste al espacio de diversas instituciones, así como al programa general de disímiles eventos dentro de los que fuera susceptible de insertarse el proyecto, ideado como un espacio curatorial abierto, laboratorio de investigación de morfología dialéctica. El objetivo primordial del proyecto que consistió, y persiste como móvil esencial del mismo, en la promoción consecuente, paulatina y amplia de la producción de vídeo generada dentro del campo de las artes plásticas en Cuba, se convirtió en el elemento propulsor de un concepto de muestra itinerante. Mientras que a la vez el desplazamiento del proyecto hacia zonas fuera de los límites de la capital del país, conllevaba un carácter de retroalimentación en cuanto se mostraba la obra recopilada por el proyecto y se investigaba in situ la producción de vídeo del territorio específico donde itineraba la muestra. Eje imprescindible de esa itinerancia fue el formato adaptable del proyecto, desglosado en sus tres vertientes: proyección programada en sala, visualización en cabinas, montaje de vídeo instalaciones.

Mirando después de un lustro el proyecto, es posible aventurarse a afirmar que COPYRIGHT socializó una toma de conciencia sobre la responsabilidad de investigar y dar visibilidad al vídeoarte en el circuito institucional del arte en Cuba y entre los curadores nacionales. Esa primera muestra colectiva harto inclusiva, propició una puesta en escena de técnicas y códigos estructurales en la construcción del vídeo, que apenas eran reconocidos entonces por nuestra crítica, tales como el splitscreen, con ejemplos particularmente interesantes en la obra de Italo Expósito, donde el medio se convierte en un experimento teleológico que responde morfológica y conceptualmente al discurso existencialista y subjetivo de la pieza; la redimensionada connotación mediática del control y la vigilancia en el soporte vídeo, así como una condición paradigmática del gesto voyeurista en una pieza como Reportaje, de Raúl Cordero; o los juegos temporales que establecen las duration pieces (Lo que pasaba en el banco de los bajos mientras pintaba el retrato de Yuri Gagarin, 2001) en la obra del propio Cordero, o el Hyper slow motion; la conjugación temporal y espacial en un concepto virtual de la acción performática frente a la cámara, y la experimentación sensorial de la realidad a través de este artefacto, evidente en algunas obras de Felipe Dulzaides[6]; la importancia testimonial del vídeo en relación a la performance, así como la relevancia de la edición como una fase imprescindible en la construcción del sentido de este tipo de documento en torno a experiencias y escenas de transición, imágenes conceptuales y referencias corpóreas. Hoy, a pesar de las limitaciones de producción y exhibición, es más normal ver en los salones de arte contemporáneo, en la Bienal de La Habana, y en exposiciones personales y colectivas en el circuito institucional cubano, obras que trasiegan con nuevos medios de forma natural, y donde el lenguaje se va cargando de pericia. Tal vez, COPYRIGHT  fue un gesto que como todo empeño pionero conservará el aliento espontáneo de los errores y la atmósfera mítica de lo iniciático.

Bifocales: Giselle Gómez y Suset Sánchez.

Síntesis del texto presentado en el Taller de Curaduría. UNEAC. La Habana, febrero de 2004. Editado en Madrid-Barcelona, febrero de 2007.


[1] Copyright tuvo lugar en enero/ febrero de 2002, en el Centro Cultural de España en La Habana, Cuba.

[2] Dado el objetivo democratizador  de la muestra en cuanto al acceso a un tipo de producción artística apenas conocida en la Isla, también el público podía apreciar los materiales que se habían proyectado en sala en un monitor que programaba en días alternos los mismos vídeos, mientras se hacía la proyección general, lo cual garantizaba un acceso más extenso a los materiales.

[3] En este sentido debemos señalar la agradecida recepción por parte de muchos espectadores jóvenes, estudiantes, etc., al poder acceder a obras ya antológicas de la performance en Cuba. Nos referimos a videos de artistas como Ángel Delgado, Lázaro Saavedra o Tania Bruguera.

[4] Ténganse en cuenta las precarias condiciones de producción que adolecen las instituciones culturales en Cuba para el montaje de exposiciones, máxime cuando se trata de proyectos que incluyen nuevos medios. Estrategias museográficas habituales como la construcción de cabinas aislantes del sonido y la luz, la utilización de cortinas negras, la posibilidad de contar con video proyectores de diferentes lúmenes, son prácticamente imposibles de realizar en los montajes expositivos dentro de la Isla. COPYRIGHT fue una muestra abarcadora que requirió un amplio avituallamiento técnico: 4 vídeo-proyectores, 17 vídeos y 13 televisores. Como curadoras independientes que éramos entonces, involucradas en la producción de una exposición que exigía una infraestructura tecnológica para la construcción de las obras, tropezamos con algunos de los inconvenientes de tal status,  y que era precisamente la imposibilidad de acceder a dicho soporte técnico, incluso cuando disponíamos del presupuesto otorgado por la AECI y el centro que acogía la muestra, cuyas acciones culturales para aquella fecha tampoco eran bien recibidas en la Isla por los eternos conflictos políticos. De hecho, no encontramos en Cuba ninguna empresa a la que le fuera permitido alquilar, prestar, patrocinar o colaborar con los medios que precisaba nuestra exposición; lo cual puso en escena, una vez más, el impedimento de la gestión y administración de la iniciativa privada a los efectos del sistema de la cultura y otros escenarios socioeconómicos en Cuba. No obstante, tuvimos exposición, gracias una vez más a los artistas y colegas del medio: en sus viviendas y las de nuestras familias faltaron equipos de TV y vídeo por casi todo el mes que duró Copyright.

[5] Un aspecto interesante de toda la concepción curatorial que animó la muestra, era la voluntad de significar y dar relevancia al hecho peculiar de producción y recepción que implica el soporte del vídeo como medio y lenguaje donde diferentes sentidos intervienen en similar orden de jerarquía. De manera que se enfatizó ese hecho con la producción de un CD que contiene algunas bandas sonoras realizadas especialmente para los vídeos, y que explicitan la transgresión que en materia de manifestaciones y distinciones genéricas asume el vídeo al convertirse en un espacio de creación multidisciplinario y de experimentación al que se abocan los creadores visuales y de otros medios, tales como el del sonido. En tal sentido resultaba coherente  dar muestra de algunos de los procesos de creación híbridos de este tipo de obra, por lo cual fue invitado Raúl Cordero a finalizar su intervención en la jornada inaugural como DJ, prolongando la importancia del efecto sonoro en el vídeo. Mientras que la clausura de la muestra con la obra de Juan Carlos Alom posibilitó la confluencia del grupo Sin Palabras, que realizó una actuación en vivo para interpretar la banda sonora de Reportaje, la última producción hasta esa fecha del artista. De alguna manera ello también funcionaba como un gancho para el público, con lo cual se garantizaba en parte su afluencia y se llamaba la atención, por ósmosis, sobre la vídeo-creación. En tal sentido, ello formaba parte de una estrategia promocional, al igual que el visionado en pantalla grande durante cinco días garantizaba la regularidad del acceso del público y por consiguiente que se cumpliera el objetivo primario de COPYRIGHT.

[6] Por vez primera se exhibieron en Cuba, gracias a la colaboración de Raúl Cordero y Cristina Vives, múltiples obras de estos artistas cubano-americanos.

4 Comments

  1. Hola Trabajo para una Agencia de Arte y me interesaria saber cómo puedo obtener las imagines de esta exposición para una que se va a realizar en noviembre. Muchas gracias

    1. Estimado Sebastián:

      Primero, agradecerle el interés en esta exposición. Podría por favor facilitarnos más información sobre el proyecto que se va a realizar en noviembre y qué utilización se le daría a las imágenes de la exposición Copyright.

      Muchas gracias,

      Suset Sánchez

      1. Buenos Días

        En este momento CIFO se encuentra organizando un proyecto de exposición y un libro de Arte Cubano Producido en la Isla de los últimos 65 años. La exposición titulada “Adiós Utopía” y conformada con obras de diferentes colecciones (Ella Fontanar Cisneros, Farber, Museos en EEUU, Daros… y también de los artistas) ha sido curada por Gerardo Mosquera, Elsa Vega y René Francisco. EL tour de la expo está confirmado para iniciar en MFAH Houston en Marzo 5 2017 y continua al Walker Art Center en Minneapolis y PAMM en Miami en 2018. La exposición va acompañada de un libro que es mucho mas abarcador que la propia muestra, que cuenta con ensayo de varios autores (Tonel, Rachel Weiss, Iván de la Nuez, los tres curadores, entre otros) una cronología ilustrada realiza por Beatriz Gago, también incluida en el libro. Es para esta cronología es que pedimos estas fotos, el libro debe entrar en imprenta el 1ro de Octubre, por eso es que te agradecería que nos enviaras las imágenes en el menor tiempo posible, también puedes comunicarte con Elsa Vega en el teléfono….. Nos haría falta que las imágenes estén en alta resolución con 300 dpi. Muchas Gracias y disculpa las molestias otra vez.

        Saludos

        Sebastian

  2. Buenos Días

    En este momento CIFO se encuentra organizando un proyecto de exposición y un libro de Arte Cubano Producido en la Isla de los últimos 65 años. La exposición titulada “Adiós Utopía” y conformada con obras de diferentes colecciones (Ella Fontanar Cisneros, Farber, Museos en EEUU, Daros… y también de los artistas) ha sido curada por Gerardo Mosquera, Elsa Vega y René Francisco. EL tour de la expo está confirmado para iniciar en MFAH Houston en Marzo 5 2017 y continua al Walker Art Center en Minneapolis y PAMM en Miami en 2018. La exposición va acompañada de un libro que es mucho mas abarcador que la propia muestra, que cuenta con ensayo de varios autores (Tonel, Rachel Weiss, Iván de la Nuez, los tres curadores, entre otros) una cronología ilustrada realiza por Beatriz Gago, también incluida en el libro. Es para esta cronología es que pedimos estas fotos, el libro debe entrar en imprenta el 1ro de Octubre, por eso es que te agradecería que nos enviaras las imágenes en el menor tiempo posible, también puedes comunicarte con Elsa Vega en el teléfono….. Nos haría falta que las imágenes estén en alta resolución con 300 dpi. Muchas Gracias y disculpa las molestias otra vez.

    Saludos

    Sebastian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s