2016-2017_Jorge_Carruana_Bances

El proyecto cinematográfico y pictórico de Jorge Carruana Bances: Episodios de la diáspora intelectual cubana entre España e Italia (1968-1997).*


“…dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada”. En 1961, Fidel Castro pronunció en la Biblioteca Nacional de Cuba el discurso conocido como Palabras a los intelectuales, al que pertenece la emblemática frase que marcaría uno de los pilares de la política cultural en la isla. El exilio y la diáspora se convirtieron en el destino de un gran número de artistas, cineastas, escritores, músicos y creadores en general, cuyos presupuestos estéticos ponían en tensión los límites de la “libertad de contenido” que había fijado el discurso político para la producción simbólica.

Jorge Carruana Bances (La Habana, 1940 – Roma, 1997) fue un artista multidisciplinar: pintor, ilustrador, diseñador gráfico, caricaturista y director de cine que se vinculó tempranamente al Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), colaborando en la imagen de algunos de los filmes más relevantes del cineasta Tomás Gutiérrez Alea, además fue un pionero del cine de animación en Cuba.

maquina infernal
Muerte de un burócrata, 1966. Dir. Tomás Gutiérrez Alea. Fotograma del filme donde aparece la Máquina infernal diseñada por Jorge Carruana Bances.

En 1967 participó en el mítico Salón de Mayo, interviniendo en el mural Cuba colectiva. En 1968 el artista emigró hacia España, donde mantuvo relaciones con figuras como Gabriel García Márquez o Julio Cortázar, entre otros. En ese contexto, comenzó a trabajar en una pintura emparentada formal y conceptualmente con la Nueva Figuración Madrileña. En los setenta se estableció definitivamente en Roma y colaboró con Radio Televisión Italiana (RAI) y Lodolofilm. En 1977 realizó la exposición personal 12 Slides da Cuba (Galería Rondanini, Roma), presentada por el crítico de arte Maurizio Fagiolo y reseñada por Vito Apuleo bajo el sugerente título: “Una feroz, alegre agresividad en la fiesta de la animación de Jorge Carruana”. También son reseñables las exposiciones colectivas homenaje a Joan Miró (Montecatini, 1979 y 1980) en las que participó y la muestra Cuba 5 en Editart, Ginebra, 1981, junto a otros cuatro creadores entre los que se encontraba Wifredo Lam. Su trabajo como ilustrador le unió especialmente a la obra de Guillermo Cabrera Infante, para cuyas editoriales ilustró varias portadas de los libros del escritor.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin embargo, la apuesta de riesgo de Carruana Bances por una figuración transgresora, con un marcado erotismo y un discurso crítico respecto a los imaginarios de la propaganda política y a la iconografía de los media; que con suma actualidad recorre entre los años 70 y 90 los lenguajes del Pop, una visualidad híbrida que mezcla la estética de cómic, la gráfica, la apropiación posmoderna, al tiempo que evidencia un desplazamiento de formas cinematográficas en la construcción de la imagen, no puede competir con el férreo control ideológico de la Institución Arte en Cuba, que termina por invisibilizar poéticas artísticas de notable valor que forman parte de la gran diáspora intelectual cubana. Hasta el presente, la historiografía del arte cubano ha ignorado la obra de este creador. La mayor parte de los fondos de la Colección Carruana Estate se encuentra depositada en Roma bajo custodia de sus herederos, con más de 250 obras, proyectos para cine, bocetos y un número importante de documentos y cartas relacionados con importantes intelectuales de la época: Severo Sarduy, Sergio Pitol, Carlos Franqui, etc.

La investigación en el archivo y la colección Carruana tiene como objetivo un proyecto integral de dinamización para la producción de conocimiento sobre la obra del artista, tratando de reparar el olvido y el silencio sobre su obra en la historia reciente del arte cubano contemporáneo, con el propósito de estudiar, exponer y promover el trabajo del artista a través de tres líneas concretas –y cruzadas- de acción sobre el legado:

  • Organización del archivo, digitalización y puesta en circulación del mismo para su consulta a través de una plataforma online.
  • Desarrollo de la investigación para un proyecto de comisariado itinerante que vincule colección y archivo y sitúe el proyecto artístico de Jorge Carruana Bances en el contexto cultural e intelectual finisecular.
  • Inicio de la clasificación y ordenación del material y redacción de ensayo para la elaboración de un catálogo razonado del artista, esbozo de una primera maqueta de la publicación en la primera fase de trabajo entre 2016-2017.




Desde los años setenta hasta su fallecimiento en 1997, la obra de Jorge Carruana Bances se desarrolló fundamentalmente en Roma –donde el artista se instaló junto con su pareja, la actriz Myriam Acevedo-, conviviendo con las tendencias estéticas del momento y realizando un trabajo artístico que podría enmarcarse dentro del contexto de influencias de la transvanguardia italiana. Previamente, durante sus años de residencia en España, el artista empezó a explorar una propuesta estética que le aproximaba a la figuración madrileña de los setenta, por el uso del color, el concepto narrativo de la pintura, la libre apropiación de los códigos del arte pop occidental, así como de los imaginarios del cómic y la animación norteamericana de los años cincuenta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La obra de Carruana destaca por ser una particular manera de comprender la potencia política del arte pop. En ese sentido, podríamos situar la figura de Jorge Carruana Bances frente a la visión paradigmática de Raúl Martínez en la historia del arte cubano. Carruana inauguró una formulación de la práctica pictórica posmoderna en el arte cubano contemporáneo, que solo se pudo consolidar en la isla, a través de la obra de nuevas generaciones creativas, hacia finales de los años ochenta y principios de los noventa del pasado siglo.

Dos contextos marcan especialmente la poética y la renovación estética que en el paisaje cultural cubano encarna la obra de Jorge Carruana Bances. Por una parte, el tránsito por la España de las postrimerías del franquismo, que le llevó del desencanto con el proyecto de la revolución cubana y su férrea censura, hacia una sociedad que pujaba por una liberación de la visualidad y la cultura nacional. Es en ese escenario histórico, donde la recurrencia a imágenes eróticas, antibelicistas, de sátira social, deviene en la obra de Carruana una expresión transgresora y una demostración de la agencia política de una subjetividad crítica y única en la reciente historia del arte cubano.

Al mismo tiempo, el viaje de Carruana hacia España e Italia, se inscribe en la genealogía de una diáspora intelectual que desde el período colonial buscó en Europa un diálogo constante, ya fuese por contraste y tensión o desde una epistemología antropófaga, como demostraron los modernismos latinoamericanos con las primeras vanguardias del siglo XX. En ese inventario de sucesivos viajes a lo largo de varias centurias, los episodios de confluencia se repiten: la Generación del 98, la participación en la Guerra Civil Española… Mientras los ejemplos de intelectuales, escritores y artistas que emprenden el itinerario trasatlántico son innumerables: José Martí, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Fernando Ortiz, Juan Marinello, Nicolás Guillén, Pablo de la Torriente Brau, Alejo Carpentier, Wifredo Lam, entre muchos otros que llegan hasta la actualidad.

Es en esa lógica del desplazamiento físico y cultural como un eje estructurante del discurso sobre la nación, donde la investigación de la obra de Jorge Carruana Bances posibilita recuperar la relación con España como un espacio medular de tránsito que marca el giro poético del artista, tal como ha ocurrido de modo recurrente en una historia de los vínculos hispano-cubanos que atraviesan el signo del exilio y de la diáspora intelectual. De modo que sin la capacidad fundante de estéticas de ruptura y de vanguardia y el giro epistemológico que opera durante esos viajes a la península, es posiblemente incomprensible la biografía artística y los aportes de muchos autores en la historia de la cultura cubana. De ahí que la propuesta de este proyecto de investigación y recuperación del archivo y la colección del Carruana Estate supone la posibilidad de entrar en contacto directo con unos fondos que han permanecido vírgenes, sin acceso ni estudio hasta el momento; lo cual repercutirá seguramente de forma positiva en la producción historiográfica sobre el arte contemporáneo cubano y sus puntos de contacto con la escena internacional. Por otra parte y necesariamente, la misma trayectoria biográfica del artista entre Cuba-España-Italia, obliga a reparar en el rol de determinadas instituciones culturales que llaman la atención sobre los nexos culturales y estéticos de generaciones artísticas que coinciden en ciudades cosmopolitas y epicentros de las diásporas intelectuales trasatlánticas, como es el caso de Madrid, Barcelona o Roma, tres ciudades que acogieron a Carruana. Sirva como ejemplo la mención de algunas de las firmas que se encuentran en la correspondencia guardada -e inédita- del artista y su pareja como parte de los fondos del archivo: Gabriel García Márquez, Julio Cortázar, Enrique Nicanor, Severo Sarduy, Guido Llinás, Sergio Pitol, Carlos Franqui.

En otro orden de cosas, es importante mencionar la relevancia de la labor de Jorge Carruana Bances como activista político y la producción de una obra con marcada intencionalidad de denuncia junto a la ONG Nessuno tocchi Caino afiliada al Partito Radicale Transnazionale para promover la lucha por la defensa de los derechos humanos y contra la pena de muerte. Su manifiesto activismo político por el respeto de los derechos humanos le llevó también a enfocar el paisaje político cubano, lo que explica, junto a su condición de exiliado, la desidia historiográfica insular.

Roma posee un legado que hasta la fecha permanece bajo custodia en el ámbito privado, por lo que a través de esta investigación se propone también la apertura y el acceso a estos fondos a través de diferentes herramientas y plataformas a desarrollar. Con la entrada al dominio público del archivo y la Colección del Carruana Estate, intentamos también contribuir al inestimable patrimonio cultural que ofrece una ciudad que también ha constituido el ambiente donde han emergido reiteradas voces de la diáspora artística trasatlántica.

La experiencia creativa de Jorge Carruana Bances en España, donde estableció contacto con figuras internacionales de la talla de Gabriel García Márquez o Julio Cortázar, por ejemplo, puede contribuir a la visión de un momento histórico donde España estaba dejando atrás décadas de ostracismo provocado por el control del Estado sobre la producción artística. Las escenas cosmopolita de ciudades como Barcelona o Madrid, influyeron en la visión de Carruana, siendo determinante la confluencia con los intereses estéticos de la nueva figuración madrileña en los setenta. En esta etapa, Carruana desarrolla colaboraciones en el cómic, el cartel e ilustrando diferentes libros. Barajamos la hipótesis de que su paso por Barcelona se haya convertido en un proceso de toma de contacto con el cómic y el cine underground que estaban perfilando un ambiente contracultural en el contexto barcelonés de la época. Ambos foros de producción artística, Madrid y Barcelona, permearon la investigación estética de Jorge Carruana y esperamos poderle situar en ambos contextos en la medida que avance el proyecto de exploración dentro del archivo y la colección, lo cual a la vez podría resultar en un aporte más al reconocimiento de estos momentos en la historia del arte durante la transición española.




* Todas las imágenes de obras, bocetos, documentos y otros materiales relativos al artista Jorge Carruana Bances han sido cortesía del Estate Jorge Carruana Bances.

Un agradecimiento especial a Diana Caso García y Xerxes Carruana por la generosa contribución a esta investigación en proceso con sus testimonios, aporte de documentación y libre acceso a la Colección y el Archivo del Estate Jorge Carruana Bances.

Utilizamos este blog como plataforma previa y limitada para ir contando algunos pasos preliminares en la investigación hasta disponer de los recursos y condiciones para la creación del Archivo online que dará cuenta de los avances de la investigación y posibilitará un acceso libre a los fondos digitalizados de la Colección y el Archivo ubicados en Roma.

Anuncios