Años 60_ICAIC

Extractos de la biografía de Jorge Carruana Bances

El Departamento de Dibujos Animados del ICAIC

Algunos filmes de animación en cuya realización participa el artista

Otras colaboraciones dentro del ICAIC

Extractos de la biografía de Jorge Carruana Bances

Ep III 70.22.jpg
Jorge Carruana Bances. De la serie Palmas III: Sin título, ca. 1970, tempera sobre cartulina, 45 x 37,5 cm. Colección Estate Jorge Carruana Bances, Roma.

Hijo de Ofelia Carruana Bances, Jorge creció en el seno de la familia materna, al no ser reconocido por su padre, con el cual sostendría una breve relación a la edad de 25 años. Mencionamos este hecho particular del ámbito privado de los primeros años de vida del artista, por la importancia que el mismo puede revelar en un análisis de la presencia de la figura femenina en la mayor parte de la obra pictórica de Carruana Bances.

 Desde muy pequeño, se familiarizó con el mundo de ciertos oficios artesanos y el campo intelectual, ya que su madre y su tía trabajaron como encuadernadoras de libros para la Editorial Omega.

Carruana Bances creció en un período de fuerte influencia de la cultura norteamericana en Cuba entre los años cuarenta y cincuenta del pasado siglo. En La Habana se publicaban las historietas de Tarzán, Superman, Dick Tracy, The Phantom. En el cine y la televisión se veían los cartoons, con personajes como Mickey Mouse, el Pato Donald y otros dibujos animados y personajes de Walt Disney. La impronta gráfica de estas imágenes que inundaban la cultura visual de mediados de siglo en La Habana, estará muy presente en el proyecto artístico de Jorge Carruana Bances, marcando de manera central la figuración del artista.

TA 82.19.jpg
Jorge Carruana Bances. De la serie TA: Sin título, 1982, acrílico sobre tela, 70 x 50 cm. Colección Estate Jorge Carruana Bances, Roma.

Estos aspectos genésicos de su biografía, a saber, la relación central de la figura materna o femenina; así como la impronta de la cultura visual y la cultura popular norteamericana de los años cincuenta; y otros episodios y experiencias de su historia de vida, como el posterior exilio, serán definitorios en la poética de un artista atravesado por las pulsiones que remiten a un lugar originario y la memoria de esos afectos, léase en términos de “familia” y “nación”.

Su formación artística se complementa en la Academia de Bellas Artes de San Alejandro entre los años 1954 y 1957. Estudia pintura, publicidad gráfica e ilustración y  comienza el aprendizaje y la experimentación con técnicas de animación de la imagen.


20160327162153280.jpg

El Departamento de Dibujos Animados del ICAIC

Casi al mismo tiempo que se funda el ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos) en 1959, como uno de los pilares del proceso de institucionalización de la cultura bajo el nuevo gobierno revolucionario, tiene lugar la apertura del Departamento de Dibujos Animados del ICAIC, convertido con el tiempo en los Estudios de Animación ICAIC. Con apenas 21 años de edad, Jorge Carruana integró el primer grupo de realizadores del Departamento de Dibujos Animados del ICAIC, dirigido por Jesús de Armas, y que apenas contaba con poco más de diez miembros en sus inicios y limitados recursos para la producción. Entre los nombres que figuraron en el Departamento y que conformarían el germen de la escuela cubana de animación en los años sesenta, se puede citar a Tulio Raggi, Nicanor González, José Reyes, Wichy Nogueras, Sandú Darié, Eduardo Muños Bach, Hernán Henríquez, Wilfredo Díaz, Paco Prats, Gisela González, Teresa Ordoqui, Lucas de la Guardia, Luis García Mesa, o Modesto García.

Ellos fueron los verdaderos fundadores del dibujo animado cubano. Citemos […] el trabajo de Willema Wong Tejeda en su documentada narración de aquellos años casi estoicos: “fueron los iniciadores de un proyecto en el que veían futuro, aunque carecieran de materiales, equipos técnicos, y les faltara un laboratorio, por lo cual se desvincularían de su obra durante el tiempo que la película viajaba hacia México, España o Checoslovaquia para el revelado. Ponían todo su ingenio en salir adelante. Fue debido a estas limitaciones que Lucas de la Guardia, músico que comenzaba sus funciones de editor, hizo su propia cortadora y pegadora cuando se encontró sin moviola para continuar el trabajo. A falta de printer óptico (truca) creaban sus propios efectos, nombrándolos como en un divertimento de quienes están descubriendo un mundo nuevo…”. (Joel del Río, “Cuadro a cuadro se dibujó la historia”, en La Jiribilla, La Habana, Nº. 370, 13 de junio de 2008. Accesible online: http://www.areitodigital.net/DIBUJO.ANIMADO.VERANO.08.htm)

Muchos artistas se vincularon en aquel primer período [1959-1960], sobre todo provenientes de la plástica, la publicidad y el diseño. Su vinculación fue totalmente empírica. Así llegaron Jesús de Armas, primer director del Departamento, el mismo Tulio Raggi, Nicanor González, Jorge Carruana, José Reyes, otros como Wichy Nogueras, Sandú Darié y muchos más.

Llego al ICAIC en 1963. Fui parte de los diez o doce primeros expedientes de la escuela de San Alejandro, solicitados por el ICAIC específicamente para este trabajo. A todos se les impartió el primer curso para animadores que se ofreció aquí. Se tenía en perspectiva que después llegaran a ser directores, luego de pasar por el escalón de ser animadores. (…) En aquella época, el director hacía además el guión, pues no había nadie que escribiera para dibujos animados. Carruana, Wichy, Hernán, Tulio… hacían sus guiones originales, y no inspirados en la literatura, por cierto, sino originales. Porque queríamos innovar. En aquella efervescencia de los primeros años intentamos cambiarlo todo. Aunque en el fondo, todo este grupo inicial adoraba el arte de Walt Disney. (Joel del Río, “Dibujos animados cubanos. La historia contada por un testigo cómplice”, entrevista a Paco Prats. Accesible online: http://www.cubacine.cult.cu/sitios/revistacinecubano/digital01/centrocap13.htm)

20160327162116388.jpg


Algunos filmes de animación en cuya realización participa el artista

Remember Girón, 1961, 10 min., corto de animación. Dirección y Guión: Jesús de Armas. Producción: Santiago Álvarez. Fondos: Pepín Rodríguez. Efectos: Jesús de Armas. Sonido: Lucas de la Guardia. Animación: José Reyes, Hernán Henríquez, Jorge Carruana.

Sinopsis: Reconstrucción satírica de los sucesos de Playa Girón, con imágenes y dibujos animados.


el cowboy.jpg

El Cowboy, 1962, 8 min. 14 s., corto de animación. Dirección y guión: Jesús de Armas. Cámara: José Rodríguez, Adalberto Hernández. Diseños: Eduardo Muñoz, Tulio Raggi, Jesús de Armas. Sonido: Lucas de la Guardia. Canta: Bobby Jiménez y el Cuarteto Voces Latinas. Música: Enrique Ubieta. Animación: Jorge Carruana, Hernán Henríquez, José Reyes.

Sinopsis: Una sátira del género cinematográfico del Western.

Ver en Youtube


Captura de pantalla 2016-03-23 a la(s) 01.54.23.png

El gusano, 1963, 7 min., corto de animación. Dirección: Enrique Nicanor. Argumento: Tulio Raggi. Dibujos: Enrique Nicanor, Tulio Raggi. Animación: Jesús de Armas. Narración: Guillermo Cuevas. Narrador: Jorge Carruana. Edición: Idalberto G. Richardson. Cámara: Raúl Pérez Ureta, Adalberto Hernández. Sonido: Eugenio Vesa, Carlos Fernández.

Sinopsis: Una sátira sobre el modo de vida de los contrarrevolucionarios.


El gallito de papel, 1964, 5 min., corto de animación. Dirección y guión: Jorge Carruana. Dibujos: Jorge Carruana, Enrique Nicanor. Fondos: Enrique Nicanor. Animación: Jorge Carruana, Luis Rodríguez. Música: Bela Bartok.

Sinopsis: Un gallito de papel protege los sueños de un niño.


Captura de pantalla 2016-03-23 a la(s) 00.58.40.png

Sara, la jutía loca, 1966, 7 min., corto de animación. Dirección y Guión: Jesús de Armas. Producción: Paco Prats, Elia González Tuya. Fondos: Pepín Rodríguez. Efectos y Sonido: Lucas de la Guardia. Animación: José Reyes, Jorge Carruana.

Sinopsis: Una jutía quiere ser como todos los animales y vive aventuras en el monte. La jutía sigue a otros animales, incluso fuera de su entorno, como por ejemplo cuando trata de nadar con los peces o volar con las aves. También trata ingenuamente de hacer amigos con algunos animales peligrosos como el cocodrilo.

Ver en Youtube


Otras colaboraciones dentro del ICAIC

Napoleón gratis, 1961, 9 min., B/N, 35 mm., cortometraje documental. Dirección, argumento, guión y narración: Eduardo Manet. Producción: Humberto Solás. Dirección de fotografía: Ramón F. Suárez.  Cámara: Dervis Pastor Espinosa. Edición: Carlos Menéndez. Narración: Roberto Blanco, Ernestina Linares. Créditos: Dirección y diseños: Tulio Raggi. Animación: Jorge Carruana, Hernán Henríquez.

Sinopsis: Un museo particular pasa a manos del pueblo. Los valiosos objetos de arte revelan la napoleomanía de su dueño. 


Captura de pantalla 2016-03-23 a la(s) 04.42.20.png

Un día en el solar, 1965, 85 min., color, 35 mm., largometraje ficción, musical. Dirección: Eduardo Manet. Guión: Eduardo Manet, Julio García Espinosa. Idea original: Alberto Alonso. Argumento: Lisandro Otero. Productor: Miguel Mendoza. Composición y dirección musical: Tony Taño. Letras de las canciones: Lisandro Otero. Coreografía: Alberto Alonso. Escenografía: Luis Márquez. Ingeniero de sonido: Eugenio Vesa. Edición: Nelson Rodríguez. Fotografía: Ramón Suárez. Fondos: Jorge Carruana. Protagonistas: Sonia Calero, Roberto Rodriguez, Asseneh Rodríguez, Tomas Morales, Litico Rodriguez, Olivia Belizaires, Alicia Bustamante.

Sinopsis: Basado en el ballet Un día en el solar de Alberto Alonso, este filme, primer largometraje en colores realizado por el ICAIC, representa tipos y costumbres de una casa de vecindad habanera a través de la música y el baile, convirtiéndose en el primer intento de crear un género cinematográfico musical en el cine cubano tras el triunfo de la Revolución.

Jorge Carruana diseña además el collage y fondo en la escena del ballet onírico dentro de la película.

Ver online


La máquina infernal.png

La Muerte de un burócrata, 1966, 85 min., B/N, 35 mm., largometraje de ficción, comedia. Dirección: Tomás Gutiérrez Alea. Guión: Tomás Gutiérrez Alea, Alfredo del Cueto, Ramón F. Suárez. Música: Leo Brouwer. Producción: Margarita Alexandre. Dirección de fotografía: Ramón F. Suárez. Edición: Mario González. Sonido: Eugenio Vesa. Diseño de títulos y fotos animadas: Jorge Carruana. Protagonistas: Salvador Wood, Manuel Estanillo, Silvia Planas.

Sinopsis: Francisco J. Pérez, El Tío Paco, trabajador ejemplar de una fábrica de bustos en serie de José Martí, cae por accidente dentro de la máquina que él mismo ha inventado y opera, que lo despedaza y devuelve convertido en el busto que servirá para poner en su propia tumba. Sus compañeros deciden rendirle el mejor homenaje,  enterrarlo con su carnet laboral, símbolo de su condición de obrero modelo. Cuando su viuda, acompañada de su sobrino, va a reclamar la pensión a la que tiene derecho, el funcionario de turno le pide el carnet laboral. A partir de ese momento la película desencadena una serie de situaciones hilarantes y surreales en las diferentes oficinas que recorre el sobrino para lograr la exhumación del cadáver y recuperar el documento.

Jorge Carruana diseña la curiosa “maquina infernal” que desata la acción en el filme y donde Tomás Gutiérrez Alea reconoce hacer un homenaje a Tiempos modernos (1936) de Charles Chaplin.

Ver online

Captura de pantalla 2016-03-23 a la(s) 03.39.47.png
Jorge Carruana Bances. Cartel para el filme La muerte de un burócrata, 1966.