Fotos

 

ICAIC, Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos, años 60.

 


 

my-he Donna con orso polare.jpg

Hélène Morio y Myriam Acevedo, inseparables colaboradoras de Jorge Carruana Bances, posando con uno de los lienzos del artista, Roma.

A inicios de los años 80, Jorge Carruana Bances conoce a la joven creadora francesa Hèléne Morio, que a sus 20 años decidió abandonar sus estudios de medicina y convertirse en alumna del artista. Desde entonces, la colaboración entre ambos creadores fue indisoluble hasta la muerte de Carruana en 1997. Una parte importante del legado de Carruana Bances, se encuentra en la Colección Morio, París-Lyon, bajo la custodia y conservación de la familia de la artista francesa.

my-jo2.jpg

Jorge Carruana Bances y Myriam Acevedo en la inauguración de una exposición en la sede del Partido Radical, Roma, mediados de los años 90. Delante de una obra perteneciente a la serie Zattere (Balsas), en la que el artista se aproximaba al drama de la emigración cubana hacia EE.UU.

Además de crear su obra plástica, Carruana se dedica a causas políticas y sociales de distinta índole. Junto a Myriam Acevedo se afilia al Partido Radical Transnacional. Desde principios de los 90 Participa activamente en las actividades organizadas para promover la lucha por los derechos humanos, especialmente en Cuba. Otro tema que consideraba importante era la moratoria universal de la pena de muerte. Junto a Piero D’Orazio, Alberto Moravia y otros importantes intelectuales y políticos italianos participa en la fundación de la Organización No Gubernamental “Nessuno Tocchi Caino”, afiliada al Partido Radical y comprometida activamente en la lucha contra la pena de muerte.

 

 


 

 

Durante sus años de exilio, Jorge Carruana Bances se instaló en diferentes estudios en los que emergió su obra, con vínculos profundamente anclados en Cuba, su tierra de origen, y con los contextos de las diferentes ciudades donde residió el artista (Lucano 16-18, apto. 312, Barcelona, entre 1968-1969; finales de 1969 a 1970,   Via San Francesco A. Ripa 141, Roma, por generosidad de  Gerardo Sileo; en el período de 1970 a 1992,  Circonvallanzione Gianicolense 204, Roma; y de 1992 a 1997, en  Via le Antonio Gramsci 51, Monterotondo, Roma)  tras un viaje sin regreso a la isla caribeña. En el archivo del artista se pueden encontrar diferentes testimonios gráficos de esos espacios de trabajo llenos de fragmentos de historias e imágenes que se traducirían en la obra del artista como un palimpsesto de iconos y referencias.


20160327154402090.jpg

Jorge Carruana Bances y su hijo Xerxes Carruana, encargado actualmente, junto con su hermana y su esposa Diana Caso García, de la gestión, conservación y promoción del Estate Jorge Carruana Bances, establecido en Roma desde el año 2013.