2011_Hetaira

Circunstancias…

Paisaje #1

Un aula de colegio en La Habana a mediados de los años ochenta. La profesora de la asignatura Historia de Cuba habla a sus alumnos sobre la erradicación de la prostitución y otras “lacras” de la sociedad capitalista tras el triunfo revolucionario de 1959.

Paisaje #2

Calle San Miguel en el barrio de Centro Habana. Dos niñas están riñendo a la salida del colegio. Una grita a la otra: “Tu madre es una puta”. La discusión finaliza con la retirada de la pequeña agraviada moralmente por lo que considera un insulto imperdonable.

Paisaje #3

A principios de los años noventa un grupo de adolescentes amontonadas sobre una litera en el dormitorio de una residencia de estudiantes en un pueblo a 43 Km de La Habana, aguardaba que fuera restaurado el servicio eléctrico para proseguir la rutinaria vida en esa suerte de cárcel juvenil. En la oscuridad sólo se escuchaba el crujir de los dientes partiendo las zanahorias que habían robado durante la mañana en el huerto donde les obligaban a trabajar. Entre mordiscos, el silencio se quebraba con un murmullo de voces, un susurro de utopías en los que la precariedad y el hambre eran mitigados por una disfrazada libertad en el exilio. Ante la falta de expectativas profesionales, la vía idónea entonces parecía ser el casamiento con un extranjero, una solución que restituía el sino colonial de la Isla y las añejas fórmulas del matrimonio como traspaso de poderes fálicos. Vidas cotizadas a precio de jabones, zapatillas o un plato de comida.

Paisaje #4

Matilde estudió Historia del Arte en la Universidad de La Habana. Como su familia vivía en otra ciudad, tenía que dormir en la mísera residencia de estudiantes ubicada en la intersección de las calles F y 3ra en el Vedado. Para sobrevivir durante esos años, no tuvo más remedio que “jinetear”. Yordanis terminó el bachillerato y no continuó estudiando, se rumorea que pasó seis meses en la prisión de mujeres conocida por “Manto Negro”, condenada por “jinetear”. Yaraxis “jineteó” a un alemán y hoy vive en Hamburgo.

Paisaje #5

Cuando llegó a Madrid con una beca de postgrado, en sus ratos libres paseaba por la Gran Vía, observaba los escaparates de las tiendas con una mezcla de fascinación y temor iniciáticos. No entendió el significado del gesto de un anciano que se le acercó y le preguntó cuánto cobraba. Tampoco comprendió porqué a su amiga colombiana, mientras jugaba con su hija en un parque, un hombre le dijo, sin preámbulos, que la llevaría a su casa y se ocuparía de cuidarlas. Jessica respondió a una oferta laboral de empleada doméstica, cuando llamó por teléfono para obtener detalles sobre el puesto y explicar que era boliviana y no tenía permiso de trabajo, la voz al otro lado de la línea le hizo insinuaciones sexuales.

Coda:

Quién me está mirando a través de la máscara. A quién estoy observando a través de ella. Me encuentro frente a ese antifaz o detrás de él. De qué depende estar a un lado u otro: en la acera de la mujer que espera paciente al próximo cliente, quizás el único durante horas y horas, el que no termina de llegar. Escurridizo capital que se esfumará dejando un surco de varices que dolerán al día siguiente cuando esa mujer vuelva a esperar en la misma acera. Mientras tanto, al otro lado de la calle, otra mujer apura el paso, mira con el rabillo del ojo y hace una leve y ambigua mueca en la que resulta imposible adivinar la inclinación al repudio o la compasión. Detrás de ella, una señora mayor camina lentamente, gira la cabeza y contempla extasiada la belleza de esa mujer recostada sobre una pared en la acera de enfrente. A unos pocos metros, unas muchachas conversan de cualquier cosa, sin importarles aquellas tres mujeres o cualquiera de los estereotipos que pudieran representar allí en medio de la calle, en el espacio informe de la apariencia, atrapados en la transitoriedad de los discursos biopolíticos, en un paisaje donde cada mirada negocia la legitimidad de su diferencia.

Alexis W. "La ventana indiscreta_08 #20". 2010. Impresión digital sobre papel. 46,5 x 70 cm. Imagen cortesía del artista.
Alexis W. "La ventana indiscreta_08 #20". 2010. Impresión digital sobre papel. 46,5 x 70 cm. Imagen cortesía del artista.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s