2014_Open Studio Carlos Garaicoa

Open Studio Carlos Garaicoa: compartir, visibilizar, autogestionar

 

En los últimos días, a través de las redes sociales, se ha animado un debate que ha puesto en cuestión la escasa presencia de arte español contemporáneo en las exposiciones que las instituciones madrileñas han presentado en paralelo a ARCO cada año, muestras que regularmente han dado prioridad a proyectos de artistas de los diferentes países invitados en cada edición de la Feria. La editora y comisaria Rosa Olivares, directora de la revista EXIT Imagen & Cultura, ponía el dedo en la herida con una simple anécdota que describía su desconcierto cuando algún curador extranjero de visita en ARCO le preguntaba “dónde podía ver arte español” en la ciudad. Con ese paisaje de desolación e invisibilidad del arte producido en el contexto local durante la semana de la feria internacional de arte contemporáneo más importante en la península ibérica, contrasta, por ejemplo, la histórica organización del circuito alternativo a otro macro-evento como la Bienal de La Habana. Un recorrido al margen de la centralidad de las muestras oficiales y de los espacios institucionales colaterales; un itinerario que se despliega en los estudios de artistas o en improvisadas salas convertidas en galerías efímeras dentro de casas ubicadas en céntricos barrios de la capital. Espacios donde se establecen las redes globales de trabajo sobre el arte cubano contemporáneo, emplazamientos de visibilidad absolutamente autogestionados en medio de la precariedad y que aprovechan el tiempo de excepción que marca cada Bienal de La Habana dentro del campo del arte cubano.

Desde luego, previamente a los procesos históricos de institucionalización y autonomía del arte, fueron las escuelas de los gremios y los propios talleres de los artistas los lugares en los que se negociaba el valor de sus prácticas. Esa tradición que la modernidad eclipsó dando protagonismo a los nacientes museos, galerías y salones, se ha transformado y convertido desde la segunda mitad del siglo XX en un apéndice secundario de los dispositivos formales de exhibición, reservado para una élite selecta del sistema del arte. Sin embargo, a medio camino entre los enrevesados callejones del mercado del arte y las instituciones, la fórmula del Open Studio como espacio temporal de acceso del público a la obra de los artistas, que establece un diálogo directo con el creador más allá de la intermediación de galerías, museos, colecciones, curadores, etc., ha supuesto un verdadero revulsivo en relación con los perímetros representativos -cada día más excluyentes- de exposición del arte contemporáneo dentro del escenario de una ciudad. Estas puertas abiertas se traducen en opciones efectivas de autopromoción frente a las operaciones de marketing de la industria de la cultura, demasiado atada a la lógica turística que impera en la gestión del patrimonio cultural.

Vista general Open Studio 6.0. En la imagen obras de Yoan Capote y Carlos Garaicoa.
Vista general Open Studio 6.0. Construir, Deconstruir, Destruir. En la imagen obras de Yoan Capote y Carlos Garaicoa. Imagen cortesía del Estudio Carlos Garaicoa Madrid.
OakOS6.0_201202-3983sm
Vista general Open Studio 6.0. Construir, Deconstruir, Destruir. En la imagen obras de Carlos Garaicoa, Fernanda Fragateiro y Pablo Valbuena. Imagen cortesía del Estudio Carlos Garaicoa Madrid.
OakOS6.0_201202-3994sm
Vista general Open Studio 6.0. Construir, Deconstruir, Destruir. En la imagen obras de Jorge Perianes, Yoan Capote y Loris Cecchini. Imagen cortesía del Estudio Carlos Garaicoa Madrid.

Desde la pasada década, Carlos Garaicoa fue uno de los artistas que dentro de Cuba fomentó tempranamente el trabajo creativo con la colaboración de diferentes profesionales que paulatinamente o para el desarrollo de determinados proyectos se han integrado al Estudio Carlos Garaicoa en sus sedes de La Habana o Madrid. Esa apuesta por el conocimiento compartido como fórmula de trabajo transdisciplinar, se mantiene a día de hoy con la participación en sus proyectos de profesionales de la arquitectura, diseñadores, historiadores del arte y otros artistas, entre los que se pueden mencionar nombres como los de Lillebit Fadraga, Víctor Obín, Jetter González, Irelio Alonso, Mytil Font, Annelis Lien o Maya Guerrero.

A finales del año 2007 se realizó el primer Open Studio (1.0), momento inaugural de la sede del Estudio Carlos Garaicoa en la calle Puebla, una discreta y castiza arteria paralela a la populosa Gran Vía madrileña. En esa oportunidad, le acompañaron en la exposición los jóvenes artistas Yaima Carrazana, Loidys Carnero y el brasileño Marlon de Azambuja. Anualmente la cita se ha repetido durante cada semana de ARCO hasta la actualidad, en que se acaba de celebrar la edición 9.0 de estas puertas abiertas, en febrero de 2014. En sus nueve volúmenes, en que estas exposiciones se han convertido en una parada obligada dentro de todo lo que ocurre paralelamente a la Feria, ha expuesto en el espacio una lista notable de artistas noveles y de otros bastante reconocidos. Una breve enumeración incluye firmas como las de Glenda León, Humberto Díaz, Yoan Capote, Reynier Leyva, Rodolfo Peraza, Hamlet Lavastida, Lorena Gutiérrez, Lázaro Saavedra, Ezequiel Suárez, Alexandre Arrechea, Allora & Calzadilla, Giacomo Ricci, Cao Fei, Ignasi Aballí, Jorge Perianes, Pablo Valbuena, Daniel Silvo, Cristina Garrido, el colectivo Bonus Extra, Stan Douglas, Mario García Torres, Cildo Meireles, Fernando Renes, Sandra Gamarra, Jorge Macchi, Nedko Solakov, Primoz Bizjak, Hans Op de Beeck, Beate Gütschow, Loris Cecchini, Fernanda Fragateiro, Carlos Bunga o Dan Perjovschi, entre otros.

En cualquier caso, llama la atención la denominación de estas exposiciones y del espacio en sí del Open Studio bajo la fórmula del “1.0, 2.0, 3.0…”, extrapolada de la filosofía de la Web 2.0, para aludir a un entorno de trabajo y visibilización colaborativo, compartido, horizontal, que desplaza la canónica mediación de agentes especializados del campo artístico, por el acceso directo y dialogado del público. Un foro de intercambio entre artistas de una larga e importante trayectoria con productores emergentes. Se podría entrever también que los Open Studio nacen como un encuentro de artistas que conforman una comunidad, donde se comparten intereses, discusiones estéticas, maneras de asumir la creación, afectos y reconocimiento recíproco por el trabajo y la experiencia profesional del otro, algo que desde siempre se ha respirado en las atmósferas de las tertulias intelectuales en los talleres. Por otra parte, la reiterada participación de algunos creadores en diferentes ediciones, ha hecho de este contexto expositivo una plataforma de conocimiento particular sobre la evolución de algunas poéticas emergentes, redundando en un compromiso de promoción del arte más joven.

Vista general Open Studio 7.0.
Vista general Open Studio 7.0.
Vista general del Open Studio 8.0 La palabra transformada. En la imagen obras de Carlos Garaicoa y Mario García Torres.
Vista general del Open Studio 8.0 La palabra transformada. En la imagen obras de Carlos Garaicoa y Mario García Torres. Imagen cortesía del Estudio Carlos Garaicoa Madrid.
OAK_CG_130218-023sm
Vista general del Open Studio 8.0 La palabra transformada. En la imagen obras de Cristina Garrido, Stan Douglas, Loidys Carnero, Yaima Carrazana y Fernando Renes. Imagen cortesía del Estudio Carlos Garaicoa Madrid.

A partir del volumen 3.0 This es Not the Medical Center!, en el año 2009, los Open Studio se han realizado bajo un enunciado temático (4.0 I Shot the Sheriff [Héroes y Villanos], 5.0 El contrato del dibujante, 6.0 Construir, Deconstruir y Destruir, 8.0 La palabra transformada, etc.), con lo que el sentido inicialmente abierto de las muestras cambia bajo las nuevas premisas curatoriales, algo que se aprecia mejor desde el conjunto 4.0. Desde entonces, un recuento panorámico de las múltiples exposiciones, permite vislumbrar un marcado interés en la reflexión sobre la construcción lingüística del artefacto artístico, en su naturaleza textual y narrativa o en las formulaciones actuales de los procedimientos conceptuales que intervienen en los imaginarios políticos y del poder (las emblemáticas arquitecturas de la vigilancia de Garaicoa), de la crítica institucional (el vídeo A brief History of Jimmie Johnson’s Legacy, 2007, de Mario García Torres, o This is Art Now Vol.1 de Cristina Garrido) o de la propia performatividad y gestualidad del arte en tanto proposición intelectual. Estas muestras –realizadas con las limitaciones de espacio que el contenedor físico del estudio conlleva, y las consiguientes trabas para un diseño museográfico orgánico- se han centrado en planteamientos sobre la desmaterialización de los formatos tradicionales de exhibición y objetualización que definen el proceso artístico como producción de conocimiento; o en la expansión y cruce disciplinar para la comprensión del arte contemporáneo, como ha ocurrido en el Open Studio 9.0 Numerar, pensar, nombrar (El método científico), de 2014. En esta última entrega, con obras de creadores como José Ángel Toirac, Loidys Carnero, o el mismo Garaicoa, el objeto de la mirada ha enfocado las relaciones entre ciencia, matemáticas y escritura como proposición de modelos teóricos para la representación de la realidad en las formalizaciones artísticas. En esta ocasión, la propuesta incluye obras en las que el juego con las morfologías y los enunciados de diferentes campos de la ciencia, proveen soluciones para la construcción de la estructura estética y el análisis de un contexto socio-político determinado.

Si pudiéramos resumir los aportes de un espacio y cita como la de los Open Studio al tejido cultural de un contexto local, sin dudas podríamos decantarnos por la ecuación en la que acciones como compartir, visibilizar y autogestionar devienen claves con las cuales enfrentar la crisis estructural del sistema artístico en una época de galopante precarización del sector, de manipulación política y mediática del arte como espectáculo, y de instrumentalización del discurso estético por parte de los poderes fácticos.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s