2011_Alicia Juan Lobato

Habitar vs. observar: los lugares en las fotografías de Alicia Juan Lobato.

… la casa no se vive solamente al día, al hilo de una historia, en el relato de nuestra historia. Por los sueños las diversas moradas de nuestra vida se compenetran y guardan los tesoros de los días antiguos. Cuando vuelven, en la nueva casa, los recuerdos de las antiguas moradas, vamos al país de la Infancia Inmóvil (…). Nos reconfortamos viviendo recuerdos de protección. Algo cerrado debe guardar a los recuerdos dejándoles sus valores de imágenes. Los recuerdos del mundo exterior no tendrán nunca la misma tonalidad que los recuerdos de la casa…

Gastón Bachelard, La poética del espacio[1].

Cuando repasaba el portafolio de trabajos de Alicia Juan Lobato, advertí la constante presencia de lugares que poseían cierta reminiscencia metafísica por la composición de la luz, el enigmático juego de las sombras proyectadas por los edificios o alguna figura humana extraviada en el espacio; por los ambientes quietos, congelados, las atmósferas inertes de los precisos instantes en que las transiciones entre la noche y el día tiñen el paisaje de una luminosidad bucólica, presta a la contemplación del ojo humano. Casi puede escucharse el silencio frente a esas fotografías, el susurro de los pensamientos propios que interrogan la imagen de un lugar.

Alicia Juan Lobato. "My Home". 2010. Fotografía a color.
Alicia Juan Lobato. "My Home". 2010. Fotografía a color.

La arquitectura, la memoria y el cuerpo son tres elementos por los que la artista declara su interés[2]; también son tres visiones recurrentes en sus obras. En las distintas series fotográficas de Alicia Juan Lobato, se acumulan paisajes solitarios en los que los edificios y las estructuras arquitectónicas adquieren un status protagónico dentro de la composición. Suelen presentarse como espacios vacíos, mudos; pero donde la observación detenida permite apreciar la huella de un pasado habitado. En ocasiones son interiores ruinosos en los que los objetos que han quedado abandonados narran subrepticiamente la memoria del lugar. Otras veces, en medio del paisaje o de las habitaciones, dando la espalda al espectador, se sitúa un personaje sedente. Nos preguntamos qué hace allí, solo, envuelto en el misterio de una escenografía donde pareciera que el rictus de la vida ha escapado (serie Diálogos con la muerte, fotografía color, 2011).

Alicia Juan Lobato. "My Home". 2010. Fotografía a color.
Alicia Juan Lobato. "My Home". 2010. Fotografía a color.

Esa búsqueda de la poética del lugar y la relación de un contexto con el individuo que lo ocupa, con su cuerpo y su memoria, entra en tensión en la serie My Home (fotografía color, 2010). En estas obras, la artista escarba en su propia biografía y en las imágenes que ha reconstruido a través del recuerdo. Va en busca de las diferentes casas donde ha vivido para recuperar un imaginario personal, íntimo. La fotografía le acerca de nuevo a esos lugares, se convierte en el medio donde ocurre el retorno, el viaje a la memoria. Pero es precisamente la fotografía la que al mismo tiempo le aleja de esas imágenes particulares provocando en ella un extrañamiento. Buscando esos sitios a través de los recorridos fotográficos que permite la herramienta Google Street View, Juan Lobato encuentra unas imágenes neutras, vaciadas de significado, una dimensión cartográfica de la vigilancia y el control. En la sucesión de paisajes digitales que ve en Internet, está ausente la narración de las experiencias que dan sentido al espacio público, se ha extirpado la potencia de la calle como contenedor de vida, como laboratorio social. Cuando trata de localizar las antiguas viviendas que le han cobijado, los barrios donde éstas se emplazan aparentan estar deshabitados, abandonados, apenas devienen un amasijo de cemento y asfalto.

Alicia Juan Lobato.
Alicia Juan Lobato.

Entonces el recuerdo queda interrupto. Google Street View le deja en el umbral de la memoria, le arrebata la imagen empática para mostrarle la crudeza técnica, un registro mecánico de la “realidad”, una imagen sin historia. En la polarización de las visiones de los lugares que encontramos en My Home: aquellas construidas por la artista, enfrentadas a las que la aplicación de Internet recopila de los mismos lugares, reside una debate esencial en torno a la condición fotográfica. En unas fotografías se persigue la belleza de lo cotidiano, de las pequeñas cosas y rituales diarios que pueblan la existencia, se encuentran los interiores imperfectos, habitables; el color se derrama en un relato elocuente, intuimos las escenas que han acontecido en esos espacios. En otras, prevalece el dato, una aparente objetividad que evita la emoción y la subjetividad, que evade cualquier restitución aurática. Cualidad estética y cualidad documental, esfera pública y privada, el instrumento y el artista, múltiples aristas de un problema irresoluble desde el mismo nacimiento del medio fotográfico.


[1] BACHELARD, Gastón. La poética del espacio. Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, 2000.

[2] JUAN LOBATO, Alicia. Undefined. Statement. 17 nov. 2011. Correo electrónico enviado a Suset Sánchez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s